Los londinenses quieren continuar siendo europeos

En mi reciente viaje a Londres, el domingo 26/03/2017, tuve la ocasión de asistir a la manifestación anti Breixit, todo un acontecimiento histórico. Ni el atentado terrorista del pasado 22 de marzo en el corazón de Londres, ni las corrientes xenófobas que recorren Europa, han impedido que los londinenses, masivamente salieran a la calle, manifestando que quieren continuar siendo europeos.

 

Un clamor popular anti Bretxit:

Eran muchos miles de personas, ingleses, pero también de diversas nacionalidades, con una importante representación de mujeres, hombres, jóvenes y mayores, en definitiva londinenses que llenaban todas las calles confluyentes a Weistminster y el Parlamento. Eran kilómetros de calles y plazas repletas de gente europeísta. El ambiente era sobrecogedor y se visibilizaban los eslógans que los manifestantes portaban en sus pancartas y carteles, anti Bretexit , pero también demandaban una Europa unida y fuerte, más social, más inclusiva y solidaria.

 

Todo parece indicar, que May cuenta con suficientes apoyos y no habrá marcha atrás:

Aunque según diversas fuentes de opinión, la mayoría de la población del Reino Unido, un 69% creen que el Bretxit debe continuar adelante. Londres, en la calle, parece haber dicho de forma rotunda, que se pare dicho proceso. Desde la celebración del referéndum convocado por Cameron, cuyos resultados le costaron el puesto, no se había producido una manifestación de protesta tan importante, otra cosa es que la actual presidenta May, escuche dicho clamor popular, todo parece indicar que no lo hará, y al final tendrá que negociar con la Unión Europea su salida.

 

Desde Londres, otra perspectiva de los problemas y males que afectan a los ciudadanos en España y Catalunya:

Sin embargo, ese mismo día que me estaba manifestando en Londres, iba recibiendo noticias de lo que sucedía en España y Catalunya y en la comparativa con lo que estaba viviendo in situ, el resultado era desolador. Los innumerables casos de corrupción que no cesan. Los privilegios exacerbados de algunos que están a la sombra del poder, por citar algún caso el del nuevo director de tráfico, que a costa de los presupuestos públicos y nunca mejor dicho, está viviendo como un rey”, incluida la reforma de la vivienda, a todo lujo. Claro como paga el pueblo, qué más da, otros antes utilizaron las tarjetas black. Parece que hay una cierta impunidad.

 

Cuando un juez sentenció, que hacer humor sobre un personaje del franquismo, es apología al terrorismo:

En contraposición a lo anterior, por aquello de las diferentes varas de medir según se trate, el caso de la tuitera Casandra, juzgada y condenada por un juez, por publicar un chiste sobre Carrero Blanco, que fue gobierno y mano ejecutora del dictador Franco. Y mientrastanto, me queda la duda, de cuál será el sobresalto informativo del día de mañana, esta situación no cesa, y está contribuyendo al cansancio y a la pasividad de mucha gente, como si ya nada tuviera solución. El gobierno del PP quiere que nos resignemos.

 

El Rajoy recurrente, no sabe, no contesta, no hace nada y JPS el disco rayado:

Sin embargo, el presidente Sr. Rajoy, ante la corrupción y las injusticias, está ciego y sordo, no hace nada, sí conservar el poder y esperar que se obre un milagro, o quizás es que el Partido Popular, al igual que el partido de CDC con su 5%, tienen un problema similar. Pero no pasa nada, parece que ya no hubo recortes sociales y laborales, ni se impuso un impuesto al sol, entre otras barbaridades. Parece que la vida sigue igual y mientras tanto, la calidad democrática de nuestra sociedad se va deteriorando y la realidad social y laboral precarizando. Al final, es la ciudadanía la que paga “la high life”de algunos políticos corruptos.

 

Un paralelismo, la manipulación política:

Existe un cierto paralelismo en la situación del Reino Unido, España y Catalunya y es la capacidad de manipulación política en la creación de climas de opinión. Muchos ingleses, votaron con alegría, sin saber las consecuencias del Bretxit y de lo que vendría después, también es verdad que un sector de la población británica todavía piensa en clave de gran imperio y Commonwealth of Nations. En la manipulación política, algo parecido ocurre en este país, los gobiernos y algunos partidos a fuerza de repetir sus mentiras, o medidas verdades deformadas, al final salen triunfantes sus intereses.

Las decisiones de unos pocos con un gran poder, están imponiéndose sobre la inmensa mayoría, ya sea en clave Bretxit (conservadores ingleses), tapar la corrupción y falta de dialogo (gobierno de Rajoy) o ser monotemáticos en las prioridades del govern català (caso JPS), sin embargo, todos en sus diversas variantes, están de acuerdo en la aplicación de políticas neoliberales que son la causa del empobrecimiento y sufrimiento de la población.

 

Los londinenses y los jóvenes marcan la diferencia:

Tengo que decir, que la implicación de la ciudadanía londinense es importante y además cuentan con una cultura democrática muy arraigada. Hasta los conservadores ingleses (incluso a pesar del Brexit), no se parecen en nada al PP español, que tiene unos comportamientos con importantes carencias democráticas, siempre moviéndose entre el pasado y el pasado. Además, parece que la idea de cambio por pequeño que sea y los procesos de participación democrática le producen urticaria. En Cataluña y España, tenemos desde hace años y en particular desde la legislatura de Rajoy, problemas similares a los que se plantean ahora los británicos con el Breixit, empleo, sanidad, servicios sociales…

 

Hay esperanza, más y más Europa, más verde y social:

Recogiendo una frase del eurodiputado de Equo y Compromis (primavera verde) Florent Marcellesi, a la situación generada por el Brexit hay que darle la vuelta y verlo en términos de oportunidad, de construir más Europa, de hacer que sus organismos funcionen y se pongan al servicio de los derechos de la ciudadanía, la solidaridad, el medioambiente, el empleo, los derechos de los animales. Es imprescindible construir una Europa más social, solidaria con los refugiados e inclusiva, que pueda mejorar la vida de los europeos y el medio donde vivimos. Hay esperanza, una Europa, más unida, más verde y más social.

Comentaris

Andrés Cornellá de Llobregat
1.
Me imagino que participar en esa protesta anti Brexit en el corazón de Londres, fue toda una vivencia positiva.
Parece que los núcleos urbanos ingleses quieren continuar siendo europeos, compartimos muchas cosas. También es verdad, que en Europa tiene que haber un cambio, debe ser más verde, más social y tener una estrategia y normativa común en lucha contra el terrorismo y por la paz. Es necesaria una Europa inclusiva, solidaria y social, será la mejor medicina para vencer el miedo al terrorismo y a las ideologías de extrema derecha.
  • 0
  • 0

Comenta aquest article

Publicitat
Publicitat