¿Una oportunidad para proteger Collserola? (I)

Algunas estrofas del poema“PARE” de Joan Manuel Serrat.

Pare /si no hi ha pins /no es fan pinyons /ni cucs, ni ocells.
Pare /on no hi ha flors /no es fan abelles, /cera, ni mel.
Pare que el camp ja no és el camp. /Pare /demà del cel plourà sang. /El vent ho canta plorant.

Pare/ja són aquí.../Monstres de carn/amb cucs de ferro.
Pare no, /no tingueu por, /i digueu que no, /que jo us espero. /Pare
que estan matant la terra.
Pare/deixeu de plorar/que ens han declarat la guerra.

Serrat un canto a la defensa del patrimonio natural y cultural:

El “nano” Joan Manuel Serrat, en su poema “Pare” refleja los peligros del mal denominado “progreso” y su impacto negativo en el entorno natural y las formas de vida tradicionales  de la gente. Vislumbra como un todo, el rio, el bosque, la fauna y el ser humano. Todo eso que tenemos en Sant Feliu y otros municipios del Baix Llobregat, el Parque Natural de Collserola y rio Llobregat,  que debemos cuidar y preservar porque es patrimonio natural  de toda la ciudadanía.

La modificación del PGM, información sobre las zonas afectadas:

En relación a la apertura del proceso informativo y de participación de la ciudadanía, respecto a la modificación del Plan General Metropolitano, de las tres zonas afectadas Sànso, Torrent  del Duc, y la zona norte de les Grases (gasolinera…), felicitar al Ayuntamiento de Sant Feliu y a todos los actores implicados en la organización de las diversas actividades informativas realizadas, entre otras, las del sábado día 18/03/2017 de recorrido por las tres áreas afectadas y la charla en el Centre Cívic Mas Llui el jueves 06/04/2017.

Un tesoro natural,  sorprendentemente bastante desconocido, pero que está a las puertas y ventanas de nuestra ciudad:

No hay nada como ver las cosas in situ,  da la perspectiva del valor natural de dichos espacios, como zona límite entre la ciudad y la naturaleza y su importancia en la preservación del parque de Collserola. Si algo quedó patente en el recorrido, con una explicación muy gráfica por parte del personal técnico, es que la zona es una gran desconocida por parte de la población, la gente se sorprendía de las explicaciones sobre las aves que habitan el lugar, de la vinculación del duc (búho), con el nombre del lugar (Torrent del Duc),  la vegetación de monte bajo: el romero, tomillo, esparragueras, retama, también de pinares, robles, olivos, algarrobos y pequeños campos de cultivo, que rememoran el pasado agrícola de la zona y que debería conservarse como historia viva y referencia etnológica del municipio (costumbres, evolución de los sistemas de producción y vida de un tiempo pasado, pero todavía muy cercano...), que forma parte de la cultura popular.

Nuestra ciudad, entre dos espacios naturales:

Sant Feliu una ciudad que vive entre dos espacios naturales, Collserola pulmón del Área Metropolitana y reserva de una flora y fauna importante, en el límite de una metrópolis urbana con una alta densidad de población y el río Llobregat, espacio natural que ha sido muy maltratado a lo largo de los años. Ambos espacios, representan dos valores básicos para la ciudadanía, los bosques de Collserola nos proporcionan oxígeno (ayudando a combatir la contaminación de la ciudad)  y el rio Llobregat, que cuenta con un acuífero importante, su agua nutre nuestros grifos y es imprescindible para la existencia de la propia ciudad, sin aire limpio y sin agua no hay vida. Ese es el gran valor añadido que tienen dicho a espacios.

Recuperar el rio, no es invadirlo con pistas de cemento:

El río Llobregat y su ribera (lo que queda de ella), es un espacio natural que no se puede y no se debe urbanizar. Además se debería contemplar como un todo (un conjunto de ecosistemas de considerable fragilidad), que necesita mejorar la calidad de sus aguas y de una protección integral desde su nacimiento hasta su desembocadura. Dicha protección, para que sea posible y eficaz  deberá ser de ámbito supramunicipal, comarcal y contar con la implicación de la Diputación de BCN, Generalitat de Catalunya.

Ese pasado cercano, la ribera del Llobregat y los campos de manzanos:

A finales de la década de los años 60, todavía gran parte de la ribera del río Llobregat en Sant Feliu, estaba poblada de extensiones de  manzanos que ya se perdieron para siempre. Es obvio que Sant Feliu, la capital del Baix, ante la llegada de más población, tenía que crecer. No había otra alternativa, y creció con el límite del río y Collserola, transformando extensiones importantes de suelo agrícola en suelo urbanizable (industrial y urbano),  arañando también a la montaña parte del espacio natural.

Sant Feliu de Llobregat una ciudad vivida, generación tras generación:

Pero Sant Feliu, aún con su crecimiento urbanístico y demográfico, conserva muchas de las características que la hacen una ciudad amable, tranquila, donde muchos de sus lugares se reconocen y son vividos generación tras generación. Sant Feliu, con prácticas muy inclusivas, con una dinámica cultural diversa pero a la vez muy integradora. Esos son algunos de los valores positivos que los ciudadanos y ciudadanas valoran, pero que también proporciona un mayor valor económico a la zona.

Todo eso, es lo que hay que conservar, las ciudades no pueden crecer infinitamente, ni indefinidamente. Sí que habrá que reorganizarlas, rehabilitarlas y sobretodo tener perspectiva de futuro. Las prácticas conservacionistas, de los espacios sin cemento, abiertos, ayudan a la sociabilidad y favorecen la salud mental de las personas. La conservación y mejora de los “lugares vividos”, hacen identificar a la persona con el paisaje urbano y refuerzan sus  referencias y vínculos con el lugar, "sóc de Sant Feliu".

Humanizar las ciudades y naturalizar lo urbano:

Promover un mayor conocimiento ciudadano de los “espacios naturales” en sus límites con la ciudad, ya sea respecto a la ribera del rio Llobregat o del parque Collserola. Es fundamental, tomar conciencia de la importancia de esas “zonas frontera” en la preservación del entorno natural y su impacto positivo en la calidad de vida y salud de la ciudadanía de la Sant Feliu, además de constituir un índice de mayor valor económico. Ese debe ser el reto, humanizar las ciudades, y naturalizar lo urbano.

En la segunda parte del artículo, que publicaré en unas semanas, intentaré profundizar en el impacto que pueden tener, las posibles intervenciones en la zona de contacto entre la ciudad y el parque natural de Collserola y las diversas hipótesis de futuro.

Comentaris

Alejandro Sant Feliu de Llobregat
4.

Buena primera parte del artículo, parece obvio que los espacios naturales cercanos son fundamentales para nuestra salud física y mental, pero es algo que no suele tenerse en cuenta al planificar una ciudad...

  • 2
  • 0
Isa Santa coloma de cervello
3.

Magnífic l article, una visió denla realitat ben narrada! Et felicito Andres!!!

  • 3
  • 0
Rosa M Cornellà
2.

" Humanizar las ciudades y naturalizar lo urbano." Gran objetivo y necesario cada vez más!! Nos hemos alejado de la naturaleza y por tanto de nuestra esencia... En cada rama, en cada árbol, en cada flor o en cada río también hay algo de nosotros! Gracias por el articulo!

  • 3
  • 0
Mercev Barcelona
1.

Us felicito per l,article!!!!

  • 4
  • 0

Comenta aquest article

Publicitat
Publicitat