En legítima defensa

Dice una maldición china “ojalá vivas en tiempos interesantes”. A esto es lo que nos ha condenado el actual gobierno de la Generalitat encabezado por Puigdemont y Junqueras, empeñados en dar un golpe a la democracia que destruya la convivencia en Cataluña y condene a muerte a nuestro país. Porque los tiempos que estamos viviendo son tan interesantes como inquietantes. Y para afrontarlos con éxito hay que tener valentía política y un proyecto político ilusionante alternativo como el que encarna Ciutadans.

Ilusión para parar los pies a aquellos que han hecho de la defensa de sus privilegios de clase (ellos le llaman derechos nacionales) y de la supremacía social y cultural su principio inspirador. Agresividad fomentada y costeada con ingentes cantidades de dinero público con que han premiado a sus satélites y a los medios públicos y privados afines. Hoy podemos afirmar que todos ellos ya no trabajan al servicio de nuestra sociedad.

Porque para escapar de la inexorable acción de la justicia no han dudado en violentar el reglamento del Parlament y los derechos de los diputados que no les son afines. Hemos podido palpar el prólogo del estado totalitario cuando han pisoteado los derechos de los ciudadanos representados en esa Cámara, aprobando de forma irregular y contraria a derecho las antidemocráticas leyes del referéndum y de transitoriedad.

Las ansias liberticidas de Junts pel Sí y las CUP se materializaron cuando este indigno presidente señalaba a aquellos alcaldes que no se rendían a sus dictados... para que posteriormente los más radicales insultasen, amenazasen o atentasen contra sedes y cargos electos. No podíamos esperar otra cosa que la felonía y la violencia de aquellos que se han visto obligados a cambiar las siglas de su partido, ahogado por la corrupción, y de los que corren a fotografiarse con personajes como Otegui.

Y finalmente hemos llegado al día de hoy, 22 de septiembre. Hemos comprobado como el Estado de Derecho funciona. Como nuestros fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han actuado al servicio de los jueces. Y que nadie ni nada está por encima de la Ley. Que quién la hace la paga. No puede ser de otra manera: quien le hace un pulso al estado... lo pierde.

En el pasado partidos políticos tan incautos como interesados quisieron llegar a acuerdos con aquellos que no reconocen otra ley que su poder más absoluto. Como aquellos, el alcalde de Sant Feliu y la alcaldesa accidental no han dudado en ponerse del lado de los separatistas e incluso condenar la actuación de la Guardia Civil. Tarde o temprano pagarán el mismo precio político: pasar a la irrelevancia. Nadie puede ganar en separatismo a los separatistas.

En C's nunca hemos sido ni cobardes ni equidistantes. Por eso apoyamos a nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y a nuestros jueces sin matices. Y por ello ratificamos nuestro compromiso con el Estado de Derecho y con nuestra Constitución. Ante este golpe a la democracia no caben medias tintas ni ambigüedades.

Cuando lo que nos jugamos es la libertad y la supervivencia de nuestro país. Cuando quieren eliminar las bases de nuestro futuro y los pilares de la democracia solo cabe una respuesta: la acción del Estado de Derecho. Y que caiga sobre ellos con toda la legitimidad, toda la contundencia y toda su fuerza. Porque será en legítima defensa, y será de forma justa.

 

NOTA: Aquest article està signat conjuntament per Raul Alba, portaveu del grup municipal de Ciutadans, i Xavier Alegre, coordinador de l'agrupació local de Ciutadans.

 

Comentaris

Xavi Mayol sant Feliu de Llobregat
5.

Don Miguel de Unamuno: «Merecemos perder
Cataluña. Esa cochina prensa madrileña
está haciendo la misma labor que con Cu-
ba. No se entera. Es la bárbara mentalidad
castellana, su cerebro cojonudo (tienen
testículos en vez de sesos en la mollera)»

Per si teniu ganes ( i capacitat) per pensar.

  • 8
  • 3
Pep Sant Feliu
4.

Aquí un Regidor i un ex Regidor fomentant l'ODI.

Aneu a la MERDA!!!

  • 10
  • 8
Toni Sant Feliu de Llobregat
3.
Els signants d´aquest article semblen ignorar el principi basic de la democracia: La sobiranía pertany al poble. Els governs no son sinó una delegació del poble perque executin la voluntat de la majoría. l´Anterior rei d´Espanya Juan Carlos 1, el dia 22 d´octubre de 1975 en ser proclamat rei va dir solemnement que retornaría la sobiranía al poble.
Un sistema politic democratic te alguna altre manera que no sigui un referendum per saber que volen la majoría de ciutadans ? Un govern espanyol democratic s´hauría de preguntar si les manifestacións de els 11 de setembre de els ultims 5 anys, no demostren que hi ha una majoría de catalans que es volen independitzar d´Espanya i davant el dubte, promoure un referendum per poder constatar legalment si es així.
  • 20
  • 10
Ignasi Sant Feliu
2.

Mireu si hi ha censura a Catalunya que fins i tot els falangistes i franquistes tenen veu a les premses locals.

Espero que aquesta cort de neofranquistes de Ciudadanos no treguin ni un miserable escó a les properes eleccions de la República Catalana.

  • 19
  • 11
Miguel Sant Feliu de Llobregat
1.
Sr. Alba y Sr. Alegre, tanto el PP como Ciudadanos han utilizado tantas veces y de manera tan irresponsable el discurso anti-catalanista para sacar réditos políticos que ahora, mal que les pese, ya no queda otra salida que la del referéndum pactado, permitiendo así que el pueblo de Cataluña pueda expresarse, pueda votar y decidir sobre su encaje territorial. La pura y dura aplicación del código penal y la fuerza coercitiva del Estado atacando a una sociedad como la catalana, enraizada en la Europa del siglo XXI, la Europa que constantemente va dando lecciones al mundo de valores democráticos, no es la solución, y ustedes lo saben, es más, y por contra, agrava seriamente el problema. Pues bien, como decía recientemente la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena "las crisis en democracia se resuelven con más democracia" y Europa no debe quedarse impasible ante esta deriva en la vulneración flagrante de derechos civiles que este gobierno del PP está llevando a cabo. Sinceramente, no sé si este 1 de octubre el gobierno del PP y quienes lo apoyan vencerán, pero lo que está claro es que no convencerán.
  • 27
  • 9

Comenta aquest article

Publicitat
Publicitat