La hora más oscura

Escribo estas líneas a menos de 24 horas de que el todavía presidente de la Generalitat active el mecanismo con el que, si Dios no lo remedia, pretende liquidar el sistema político en torno al que se consolida la sociedad catalana. No sabemos todavía qué futuro nos deparará esa decisión ni que consecuencias tendrá, pero tengo la total seguridad que si triunfan en su empeño no solo morirá nuestro país, sino que se extinguirán la libertad y la igualdad en esta tierra, por la que nuestros padres tanto lucharon y sufrieron.

Son horas oscuras las que nos ha tocado vivir en estos momentos. Pero como vimos ayer en la manifestación de Barcelona, también es hora para la esperanza. Comparto la inquietud y el temor de muchas buenas gentes que como cargo electo o sencillamente como amigo así me lo han expresado. A todos ellos me debo y por tanto estoy obligado en hacer este escrito.

Me dirijo en primer lugar a aquellos ciudadanos de Sant Feliu que, muchos de ellos con un entusiasmo digno de mejor causa, se prestaron al engaño antidemocrático del malhadado referéndum del 1-O. Han sido los colaboradores necesarios para que los políticos separatistas pongan en marcha la que han denominado “ley suprema”: una maquinaria lliberticida de incalculables y funestas consecuencias para todos.

De éstos, hemos vistos sus caras estos días, embriagados de soberbia, alzando la urna en la que han pretendido sacrificar la Libertad de una Nación. Nos han señalado públicamente como cómplices de la violencia... quién sabe si antesala de amenazas más directas. Avanzadilla del estado totalitario, un nuevo país con vocación de no admitir a los que piensen, hablen o escriban de forma distinta a la establecida por la voluntad del pueblo elegido... por la gracia de su dios y de su Historia.

Todo ante la cómplice mirada de los máximos gobernantes de nuestro municipio. La falsa equidistancia preñada de mentiras primero y excusas después... Pero con su falso voto en la falsa urna el pasado 1-O han dejado a las claras sus verdaderas intenciones: no han dudado en avalar políticamente este golpe de estado postmoderno para mantenerse en el poder y lograr la “hegemonía social”.

A todos ellos, a las élites locales, a los que siempre han mandado en Sant Feliu, desde sus despachos o desde sus haciendas les transmito este mensaje: abandonen toda esperanza de triunfo. Han pretendido transformar su absoluto poder en poder absoluto. Pero delante tienen al Estado de Derecho... y por eso lo pretenden destruir.

Estado de Derecho que es la garantía del poder para aquellos que no tienen poder. Leyes que hacen que todos los ciudadanos seamos iguales ante la Ley, y que se preocupa para que haya igualdad de oportunidades. Un sistema imperfecto que hay que corregir y mejorar. Pero un sistema al fin y al cabo que nos ha dado la libertad, la prosperidad y la tranquilidad de la que hemos disfrutado... hasta ahora.

A todos aquellos que se sienten atemorizados y apesumbrados cuando el enemigo golpea nuestras puertas les digo que no es momento de desfallecer. El pasado domingo dia 8 vimos a una Nación levantarse y alzar su voz por encima de la propaganda gubernamental. Una multitud reivindicó, por encima de la difamación y los insultos, que el color de nuestra libertades se pinta con los colores rojo y amarillo de la bandera de España.

Una nación de individuos libres e iguales que se ha levantado y marchará para proteger nuestro más preciado bien que es la libertad. Que nos recuerda que el último pueblo de Girona es tan español como cualquiera de Cádiz. Encabezada por el primero de los españoles, nuestro Rey, que nos asegura que pase lo que pase todo un país nos respalda y que por eso nada hemos de temer.

En este golpe de estado del siglo XXI (y como ya pasó en el 23F) algunos quieren secuestrar la soberanía popular. Solo que ahora los representantes de la soberanía popular seremos el conjunto de los ciudadanos españoles en Cataluña. Como en aquel momento no cabe diálogo ni trato, y como entonces deberán caer las penas más severas posibles sobre los golpistas.

Como en 1808 nuestro pueblo sabrá estar a la altura del momento y de lo que se espera de él. Dominaremos nuestros temores por mucho que la hora sea oscura y los enemigos de la libertad sean poderosos. Cueste lo que cueste, todo un país, toda una nación defenderá la Democracia y la Libertad, que tanto nos costó conquistar. Nada ni nadie nos las arrebatará. y por ello no nos rendiremos jamás.

Comentaris

Jordi SF
4.

Raúl,xicot: En català cony!

  • 4
  • 6
Vicente García Mas Lluí
3.
Estos mensajes contradictorios que nos envías...

"No sabemos todavía qué futuro nos deparará..." , pero inmediatamente con tu clarividencia aplastante nos despejas ese incierto futuro con tus palabras: "...morirá nuestro país," y "se extinguirán la libertad y la igualdad"

Pensando en tiempos verbales y revisando tu aburrido, por repetido, escrito me surgen ciertos problemas paralelismos entre el tiempo presente y tus pasados.

"Encabezada por el primero de los españoles, nuestro rey"?
Efectivamente Raúl estás en 1808, cuando lo ciudadanos no eran tales, si no vasallos.

Vasallo Raúl, para modernizar tu discurso en 128 años, podrías añadir un "por dios y por España". De esta manera tu discurso se enmarcaría en el de un español cómo dios manda y ciudadano de orden, así te plantas en el 36.

Lamentablemente no creo que puedas avanzar en el tiempo desde ahí , ya que sólo usas la palabra "diálogo" para negarlo.

Demócrata Raúl, frente a tu oscuro futuro yo te deseo feliz pasado.

Bon vent!
  • 20
  • 7
Jose Falguera -Sant Feliu-
2.

Oscuro es que tu partido se manidestara junto a 17 organizaciones fascistas y no hicierais nada para echarlos de ahí.
Eso es lo oscuro vuestra connivencia con la extrema derecha!!

  • 22
  • 6
Dinamo Sant Feliu
1.
-Hora oscura
-Liquidar
-Dios no lo remedia
-Extinguir la libertad
-Funestas consecuencias
-Morirá nuestro país
-Antesala de amenazas
-Embriagados de soberbia
-Avanzadilla del estado totalitario
-Preñada de mentiras
-El enemigo golpea nuestras puertas
-Las penas más severas posibles

Maemia. Tranki, Tolkien.

Sólo es política y lucha social. Opiniones diferentes. El momento es tenso, sí. Pero ostras, si ya estás así en política municipal.. Imagínate que con esta tormenta y ansiedad en la cabeza llegas a política estatal y contribuyes al improbable escenario en que se produzca represión policial brutal en pleno siglo XXI. Oh, espera. Shit.
  • 26
  • 8

Comenta aquest article

Publicitat
Publicitat