Presupuestos 2018: un 155 para seguir económicamente enfermos

Introducción

Los presupuestos se aprobaron el 30.11.17 gracias una abstención del PP (¿?) que evitó fuera derrotado el Equipo de Gobierno (EG). Tras el empate, el alcalde uso su voto de calidad. Se quiso reducir al mínimo algún tiempo de réplica de la oposición (pocas veces sucede).

En el pleno más importante del año, la minoría que sustenta el EG (43%) optó por imponerse a la mayoría ciudadana (57%) deslegitimando unos presupuestos que empobrecen Sant Feliu de Llobregat (SFLl). En una democracia local de calidad los presupuestos se consensuarían al 60%.

¿Qué ocultan los presupuestos para tener que aprobarse vía 155? Intentaré explicarlo.

(Debo una parte del análisis que siguen a los trabajos realizados por J. Bonilla y J. Gibert, con motivo de una ponencia de VPSF presentada en la sala Iberia el día 1 de Diciembre)

 

Elementos principales del Presupuesto

(Cuestión previa en positivo: continúa la línea de mayor transparencia y han sido ampliamente explicados a los Grupos políticos, aunque no se han aceptado sus sugerencias.)

0.- Los números globales son: presupuesto de gasto ordinario 35,47 M euros, presupuesto de amortización de préstamos e intereses 3,634 M, presupuesto de inversiones 6,897 M euros.

1.- Este presupuesto tiene un incremento de ingresos de 1,2 M euros, gracias a la mejora de las plusvalías y del impuesto sobre construcciones instalaciones y obras (ICIO) habidas en 2017.

2.- Sigue la línea inversora faraónica que consiste en invertir un 15% del presupuesto en lugar del razonable 8% a 10% sobre presupuestos (unos 3,5 M euros en lugar de los 6,9 M).

3.- Este presupuesto mantienen la línea de incremento del gasto social en unos 0,35 M euros adicionales. OK a más gasto social, aunque nos gustaría fuera con menos gasto festivo.

4.- Contienen un gasto + inversión altos en Informática (unos 2 M euros incluyendo nóminas). Hay prisas poco justificadas para implantar la Administración Electrónica (AE).

5.- Tenemos un incremento del capítulo1 (Nóminas) del 1,2% (16,231 M). Hay un nivel salarial que está un 44% por encima de la media española. Habrá unas 30 jubilaciones entre 2017, lo cual podría ser útil para reorganizar perfiles.

6.- Se sigue subvencionando como antes de la crisis. Tenemos una congelación nominal pero la suma de todas ha subido hasta los 1,8 M euros (4% del presupuesto). Una parte importante se la lleva el Complex (0,23 M). Hay demasiadas subvenciones para fiestas (algunas deberían autofinanciarse y hacer hueco a las sociales). Algunas entidades parecen existir sólo para pedir dinero público. Hay que revisar todo el entramado de ayudas y actualizarlo con consenso.

7.- Se han incrementado los gastos de funcionamiento hasta un 6%, cosa que resulta excesiva cuando se ha dado un decremento de los consumos eléctricos. Continuamos soportando unas contratas mal negociadas que permiten subir IPC’s a precios ya altos. Se puede reducir cap 2.

8.- Nuestros presupuestos se alimentan en parte de ingresos provenientes de la ‘participación en los impuestos del Estado’ (8,4M). Pero el Estado está atrozmente endeudado, y es probable que estos ingresos disminuyan. Deberíamos prepararnos con menores gastos.

9.- Hay aproximadamente un 70% de partidas que repiten su cuantía, cómo si hubiera que mantener gasto con independencia de la realidad cambiante. Esto refleja una parte que funciona sin programas de acción.

 

Capítulo 1

El capítulo 1 son las nóminas. Sin hacer un análisis profundo de entrada vemos que supone un 41,6% del presupuesto ordinario, cifra a todas luces alta.

Si vamos avanzando hacia sistemas de información que permiten ya que una parte importante de la gestión la puedan/podrán hacer los ciudadanos vía internet. Si pueden reorganizarse los procesos administrativos para (poco a poco) ir simplificando. Entonces, a los avances en mayor transparencia (seguimiento presupuestarios vía web, etc), deberían seguirse reorganizaciones que (con la buena orientación en la implantación de la AE (aunque sobran prisas) permitieran un modelo de gestión distinto (hoy hay una brecha entre lo que se requiere y lo que hay).

El capítulo 1 puede irse acomodando poco a poco a ser un menor porcentaje del presupuesto: si una verdadera gestión de personal acompasada a la reorganización establece nuevas pautas.

 

Informática

Hay un 0,735 M de inversión (0,5 por reubicación), 0,663 M nóminas y 0,645 M de gastos. Da la impresión de que hay prisa por ser un campeón de la Administración Electrónica (AE) y que se coloca el carro (sistemas) delante de los bueyes (personas y procesos), con una fuerte asignación de recursos que sobrevuelan las tareas previas de: reingeniería procesos, formación del personal, reducción de costes. Se le ‘vende’ al Equipo de Gobierno (EG) la necesidad legal de implantar la AE, pero lo importante es mejorar servicio.

El EG, corresponsable de las ineficiencias de los últimos años, ‘compra’ la idea de hacer de SFLl un líder en la AE, pero da la impresión que se está colocando con fórceps unas tecnologías encima de una organización sin una reforma previa que permita edificar mejores procesos.

(Mucho hablar de AE pero algo tan básico como el teléfono no funciona... Cuando te llaman desde Ayto al móvil, no hay forma de saber quién te ha llamado.)

(Otro ejemplo de procesos mal informatizados: Hasta hace 15 meses los tiempos medios de respuesta a las instancias eran > 90 días (VPSF ayudó a cambiar esto) hoy son de 30 días.)

 

Inversiones

Como en años anteriores hemos dicho aquí, el capítulo de inversiones no es justificable:

-No hay explicación para que inversiones realizadas hace menos de 32 años (Casal de Joves, Biblioteca, Piscina descubierta, Plz Salut, etc) tengan hoy que sufrir grandes remodelaciones.

-El Plan General Contable habla de amortizaciones de 50 o más años (incluso 100 años) para este tipo de inversiones. ¿Por qué se dilapida así? ¿Qué sucede realmente?.

-Además, en SFLl, se edificó un Complex sobre unas previsiones de usuarios delirantes, con la consecuencia de que el Complex nos cuesta cada año un dineral.

-Si uno enumera las posibilidades de salas de reunión (de más de 30 personas) en edificios del Ayuntamiento, uno llega a varias docenas. ¿Para qué tantas?

La inversión se realiza una parte (cerca 50%) con transferencias que vienen de entes superiores (Estado, Gene, Dipu, AM) y otra que viene de la amortización repetitiva de un crédito fijo (de 4 M euros). Si sólo invirtiéramos un 8% del presupuesto podría: devolverse el crédito continuado y reducir intereses (no son ningún chollo: los tenemos al 4,5%).

Nos dicen que cumplen con su Programa político que incluía determinadas inversiones. Pero olvidan que no ganaron las elecciones y que ambos PSC e IC-EUiA perdieron muchos votos; por tanto no tienen legitimidad para imponer sus clientelares políticas de obra pública.

Estamos a un nivel de deuda del 45% s/ presupuesto, hay quien está contento porque el tope legal es 75%. Tenemos un IBI desbocado y encima no somos capaces de reducir deuda , ergo estamos hipotecando el futuro. Lo que tuvo sentido en años 80 y 90 (por los déficits de infraestructuras), ya no lo tiene hoy. La precarización post-2007 complicará el pago de las deudas y se acabó el crecer fácil.

 

La deuda oculta

El dinero que los ciudadanos han ‘adelantado’ al Ayto debido al desequilibrio en el IBI, es : 20% s/ ingresos-IBI-cobrados-de-más (0,2x13,9 M) multiplicados por 8 años-que-llevamos-sin-‘devolverlos’ es = 19,46 M euros. Es decir el Ayto tiene una deuda real de 19M euros y una deuda oculta con sus ciudadanos de otros 19 M euros.

No podemos aspirar a que nos devuelvan este dinero pero si debemos aspirar a que este desequilibrio que ‘sangra’ nuestros bolsillos cada año, deje de actuar en los próximos años.

Si uno se fija en la cantidad de inversiones innecesarias o posponibles (desde 2009) llegará a la conclusión de que esta deuda oculta está en gran parte en el tocho.

 

La salud y la enfermedad económica. Empobrecer una ciudad

La salud económica está en: 1.- no tener deuda o tenerla baja; 2.- mantener unos impuestos equilibrados; 3.- financiar las inversiones con superávits; 4.- tener un patrimonio público ajustado. Estas cuatro variables expresan bastante bien cómo evoluciona un presupuesto.

Si la deuda es baja, no tenemos hipotecas de un futuro que quizá pueda tener mayor necesidad. Si gestionamos, para obtener superávit: nos aseguramos el equilibrio presupuestario y alcanzar remanente positivo. Si dedicamos el remanente positivo a financiar las inversiones o amortizar deuda: nos ahorraremos gastos financieros y reduciremos créditos (deuda). Con un patrimonio razonable incrementaremos el disfrute ciudadano a la vez que nos dotaremos de un colchón para vender si requerimos financiación en casos excepcionales. Nuestro patrimonio es desmesurado, fruto de los tics manirrotos.

En suma si nuestras cuatro variables enunciadas van en buena dirección: entraremos en una especie de circulo virtuoso en el que se retroalimentan los efectos de una sobre las otras. Entonces tendríamos una ciudad que camina hacia la salud económica. En caso contrario, si todas no se cumplen, avanzamos hacia el empobrecimiento de la ciudad (enfermedad).

En el caso de SFLl, no estamos direccionados hacia la salud sino hacia la enfermedad. Cierto es que partíamos en los años 80 de una situación que requería endeudamiento, pero al continuar con estas prácticas todavía en el 2000 e incrementar el IBI un 45% desde 2006 a 2015 (contando con la bajada de los inmuebles)... El resultado ha sido que en 2010 SFLl entró de lleno en una mala salud económica, con ciudadanos precarizados sufriendo un IBI muy desequilibrado. Y con unas arcas públicas incapaces de contener gasto ni inversión. Un desastre que los políticos gobernantes no quisieron ni encarar ni afrontar.

Hoy la deuda municipal es de unos 19 M euros, y cómo ha habido una cierta disminución en los últimos años:, el EG considera que está en buena situación (¿?).

 

Insuficiencias de VPSF

En la medida que los Grupos reformistas inciden en lo que sucede, lo analizo aquí. El acuerdo logrado (2016) de reducir el IBI un 3% sostenido durante 3 años para subsanar un error administrativo (que vino de perlas para presionar a la baja); no debería haber sido óbice para que VPSF una vez dado este paso, siguiera reclamando el -17% adicional que faltaba. En lugar de hacer esto, VPSF ha estado un año sin mentar la rebaja del IBI en su discurso.

El tema del IBI es uno de los cuatro ejes del Programa que VPSF llevaba en mayo 2017, y fue previamente el motor de nuestra candidatura. Decíamos (2015) ‘somos los del IBI’ con orgullo.

Olvidarnos del IBI, es creer que la coincidencia táctica con el PSC (2016) implicaba renuncias estratégicas (Programa). Es incomprensible que el IBI desapareciera hasta del coloquio de mitad de legislatura.

VPSF tiene varias corrientes internas porque expresa una realidad plural. Una corriente es reivindicativa (estilo AAVV) y activista y la otra corriente es más política (orientada al cambio). Esto fue así desde el inicio en 2014.

De un lado la pulsión por reivindicar lo cotidiano heredada de la Asociaciones de Vecinos (AAVV) y del otro la pulsión de alcanzar mayorías a base de un discurso y de una potente comunicación que vaya impregnando el tejido social.

Por una serie de razones, en 2017, nos hemos acostumbrado a funcionar más en el ‘modo AAVV’ y muy poco en el ‘modo político’.

Por todo ello no hemos sido capaces de dotarnos de una dirección colectiva plural. La inercia y las disponibilidades, nos han llevado a una dirección casi unipersonal. Es necesario recuperar el contenido político porque nuestro compromiso no es con los afiliados más fieles, sino con los 1.475 votantes que nos hicieron confianza en 2015.

 

¿Soterrament?

Los astros se están alineando para que: de una situación general políticamente catastrófica (presos políticos, procesismo que midió mal sus fuerzas, cansancio, etc) y con un clamoroso déficit de inversiones públicas en Cataluña, se dan las condiciones para que un Estado obligado a intentar hacer amigos tenga que plantearse inversiones en Cataluña.

Y aquí es donde un proyecto ya listo como nuestro ‘soterrament’ tiene muchas posibilidades. Sería una gran noticia para SFLl pero obligaría al municipio a asumir una parte de la inversión total, o sea quizá a endeudarse en cifras que podrían llevar la deuda del 45% al 120%.

Esta es una poderosa razón que debería llevar a los presupuestos de 2018 a contener el gasto y la inversión para reducir deuda, llevándola en 3 años a un 20%. Tampoco se ha contemplado.

 

Concluyendo

Los presupuestos del 2008 con un crecimiento de ingresos importante, presentaban una ocasión única para: reducir deuda, reducir IBI, financiar inversión con recursos propios: podrían haber sido un paso hacia la salud económica. Sin embargo, son casi todo lo contrario. Son unos presupuestos que empobrecen a SFLl y cronifican sus enfermedades.

Los ciudadanos hemos ‘adelantado’ al Ayuntamiento mucho dinero detraído en 8 años de desfase impositivo. Era el momento de continuar recuperándolo con más rebajas del IBI.

La debilidad de iniciativas políticas genuinamente locales y reformistas, ha favorecido el resurgir del monstruo-gastador que cree tiene derecho a petárselo todo y seguir creciendo, amparados en la inercia de gasto (necesario) de los primeros Ayuntamientos democráticos

Esta es la realidad de la vida política local en SFLl, una continuada imposición de políticas económicas que: malgastan superávits maravillosos, hipotecan el futuro de la ciudad, acumulan patrimonio sin ton ni son, mantienen altos impuestos, olvidan el soterrament, se obnubilan con la AE sin plantearse reformar el modelo de gestión.

En SFLl no hay ‘derecho a decidir’ en cuestiones económicas, aquí hay un 155 puro y duro de unos Grupos que quieren ganar elecciones a base de ‘votos por tocho’ (manipulación). Su antidemocrático 155 nos impone una menor salud económica y menor sostenibilidad. Quienes hacemos política tenemos la obligación de intentar construir una alternativa a esta grave situación. Situación que deberíamos divulgar, y que se merecería una fuerte censura ciudadana.

 

 

Comentaris

Javi
Un artículo infumable.
En resposta a Javi
jordi sospedra roca sfll
2.

Si, es verdad, es complicado de leer ... gracias por intentarlo.

Son varios articulos en uno. Uno es la descripción de datos presupuestarios, otro es la valoración en parámetros (salud/enfermedad), y el tercero es el poco rol que ha jugado VPSF en el plano político (condición necesaria para presionar hacia pptos más consensuados y no tener que pechar con estos tan ilegítimos).

  • 0
  • 0
Javi Sant feliu
1.

Un artículo infumable.

  • 3
  • 4

Comenta aquest article

Publicitat
Publicitat