Soterrament: ¿seremos merecedores de tantas esperanzas?

'Aquest any, sí

La felicidad de tener a Messi nos hace olvidar tiempos en los que cada x años nos decíamos a media Liga... 'Aquest any, sí'. 

Los ciudadanos todavía no se lo acaban de creer, piensan con razón que el Ministro puede haber venido a vender humo y que cualquier crisis puede noquear el anuncio. (El punto sin retorno será cuando se hayan adjudicado las obras: 14 meses.) Sin embargo, hay razones para pensar que esta vez será una realidad:

A.- Una situación política estable, a pesar de: 'procés' vivo, presos políticos, 155, etc. Casi todos los Grupos tienen interés en seguir igual: o porque se hinchan a votos fuera de aquí o porque creen que el martirio dará réditos. Hay 'empantanamiento' para largo y esto apoya que Rajoy llegue a 2020.

B.- La GroKo alemana supone un balón de oxígeno. La situación económica es de leve recuperación y no es probable que esto cambie a corto.

C.- Al PP le interesa reforzarse. Los soterraments anunciados en el cinturón de Barcelona le permiten favorecer posiciones no indepes, y disminuir el clamoroso déficit inversor de los últimos años.

D.- Renfe necesita mayor frecuencia de paso por Sant Feliu de Llobregat (SFLl) y Hospitalet, y esto conducía a medio plazo a algún tipo de soterrament aquí y en Hospitalet.

En la partida de billar a tres bandas, el mérito de SFLl ha sido tener su bola' colocada en el centro del tapete (proyecto realizado, etc). Enhorabuena a los anteriores Equipos de Gobierno (EG) y a quienes lucharon por ello..

No sé si hemos tenido suerte en la lotería política o si ha sido carambola, pero SFLl se lo merecía desde hace años.

Los próximos 100 años nos contemplan

Este es el suceso más importante de los últimos años en nuestra ciudad, es una inversión inicial de 133 millones de euros, es un proyecto urbanístico de medidas colosales que transformará la ciudad.

De que seamos capaces de gestionarlo regular, bien o superbién, dependerán muchas futuras oportunidades para la ciudad. Es un reto que nos pondrá en el escaparate de los próximos 100 años. 

Es un momento como para optimizar todas las capacidades existentes, en el objetivo común de lograr un Soterrament-y-Urbanización que: 1.- integre SFLl, 2.- mejore sus comunicaciones, 3.- diseñe la ciudad del futuro, 4.- enriquezca la ciudad, 5.- socialice las plusvalías generadas, 6.- y se haga comprometiendo al 90% de ciudadanos (empezando por sus representantes).

Supondrá una ciudad más próspera

De los 25-30M de euros de coste municipal que suponían las obras previstas en 2006, hemos pasado ahora a que el Estado se hace cargo de todo.

Si hace 12 años la crisis sistémica abortó el inicio de las obras, resulta que ahora estamos a punto de ver el inicio en 2019. De tener que elevar la deuda más allá del 110%, pasamos ahora a la oportunidad de aprovechar el proyecto para construir una ciudad: más integrada, con más oportunidades de negocio, con un nuevo orgullo ciudadano, y capaz de aprovechar plusvalías.

Una ciudad que será más atractiva para vivir. Una oportunidad que interesa a todos los ciudadanos, y que coloca a los políticos en otra posición respecto al colectivo.

Necesitamos Gobiernos respaldados por amplias mayorias.-

Ya no debería ser posible la actual política de vía estrecha, a veces marioneta de decisiones extramunicipales. Es preciso remunicipalizar la política, sea vía candidaturas nuevas o sea porque los partidos aumentan un 400% su foco en lo local. La cualidad que compartimos todos los Grupos, es que todos vivimos en (y queremos lo mejor para) SFLl. El Soterrament es en SFLl, no en Molins no en Esplugues no en Sant Joan. El Soterrament obliga a focalizarnos todos en SFLl, y en cierta forma olvidar un poco nuestra ideología: nos debemos a SFLl ahora. 

Para que SFLl logre un Soterrament que sea expresión de voluntad ciudadana, no bastará con los raquíticos 'procesos participativos' al uso (¡ojo, en casos son positivos!). Harán falta Gobiernos con mayorías más allá del 55-60%. ¿Es que alguien creería a políticos que hablaran de Soterrament participativo, mientras decidían presupuestos vinculados vía voto de calidad del alcalde?

Concluyendo.-

Sólo algo muy imprevisible parará el Soterrament. El SFLl de dentro de 8 años será una ciudad envidiable, estaremos orgullosos. Lo que decidamos todos, hacer encima del Soterrament: condicionará el devenir de los próximos muchos muchos años. Será necesario que los temas estratégicos sean decididos mediante Consulta popular vinculante en la que participen todos los ciudadanos.

El Soterrament requiere lo mejor de la política. Los ciudadanos pueden en 2019 ‘corregir’ a quienes pretendan seguir ‘como siempre’. Es una oportunidad para liberar capacidades, para construir futuros comunes, para socializar plusvalías, para recuperar la política, y para revertir el expolio. El modelo de Berlín (Gran Coalición) puede ser necesario de aquí a 2026. Hay que hacer participación desde el Gobierno, hay que estar a la altura.. 

Liquidar la vía férrea puede ser, en cierto modo, liquidar también una concepción de la política local poco integradora y poco participativa.

Comentaris


No hi ha cap comentari

Comenta aquest article

Publicitat
Publicitat