El Ayuntamiento y su doble forma de tratar el mismo problema

Es de todos conocida la problemática que se produce, todos los días lectivos, en prácticamente todos los colegios de nuestra ciudad, ya que, durante 10-15 minutos se concentran las entradas y salidas de los alumnos. Creo que todos los ciudadanos somos conscientes de ello y actuamos con un poco de paciencia y permisibilidad.

Bueno, pues parece que el Ayuntamiento no actuará con todos igual, a partir del día 8.1.16. El pasado día 14.12.15 desde el Ayuntamiento de nuestra ciudad se remitió una carta a la “Direcció de l’Escola Mare de Déu de la Mercè” ( conocida como Las Mercedarias), por si tenían a bien reenviársela a los padres de los alumnos del colegio, que evidentemente han recibido; un escrito del que he extractado los siguientes términos, que explican la discriminación:

“Tornem a rebre queixes per part dels veins de la zona que tenen dificultats de desplaçament, especialment per poder entrar o surtir del seu habitatge pel motiu que s’estacionen vehicles al damunt de la vorera del carrer Sant Llorenç... Aquesta situació s’agreuja quan el vianant és una persona amb mobilitat reduïda o bé va conduint un carret de nen... Els infractors, com es poden imaginar, són els pares i mares que porten el nens al col·legi, però que enlloc d’aturar-se en calçada els segons necessaris perquè baixin, ho fan al damunt de la vorera, absentant-se del vehicle fins i tot el conductor... Aquesta situació es repeteix, i encara amb més repercussió temporal, a la sortida dels alumnes, ja que els conductors estacinen el vehicle al damunt de la vorera amb antelació... Per aquest motiu us adreço aquest escrit i les actuacions que portarem a terme a partir del proper 8 de gener: qualsevol estacionament al damunt de la vorera serà sancionat pels agents de la Policia Local, i si el conductor no està present, serà amb la grua municipal”. Y para rematar el tema: “com a zona d’estacionament pròxim al col·legi disposem de la zona blava del Casal de la Gent Gran... I si no es desitja aparcament de pagament, traspassant la via trobem l’aparcament provisional del camp de futbol de la Rambla”.

Evidentemente, tal como está redactado, aunque hay algunos términos y deducciones que se efectúan y son muy discutibles, sería totalmente justo si se actuase igual y con los mismos criterios en toda la ciudad.

¿Dónde está la injusticia? Pues en tres partes:

La primera, en las deducciones que se efectúan en el escrito. Es mucho aventurar que los conductores/infractores que abandonan el coche encima de la acera durante mas tiempo del usual son padres de alumnos. Se olvidan, al decir esto, que muy cerca hay supermercados, bares y tiendas y en otras zonas de la ciudad hay también quien no respeta las normas y aparca en cualquier lugar para hacer sus gestiones; tal vez, sólo tal vez, no son padres de las Mercedarias. El padre que deja por la mañana al hijo en el colegio, lo baja del coche, y cuando entra en el colegio se va, ¿para qué se va a quedar encima de la acera?; los padres también tienen obligaciones de buena mañana.

Es cierto que en este colegio, los padres aparcan encima de las aceras, cuando no hay aparcamiento regularizado libre, sobre todo al ir a buscarlos, impidiendo el paso de personas con movilidad reducida o los que van con carritos de niños. Es cierto que a la hora de recoger también pasa, con más holgura de tiempo porque no siempre salen los niños exactamente a la misma hora. También es cierto, porque lo he observado, que cuando pasa una persona con movilidad reducida, muy pocas veces en 10-15 minutos, o un cochecito de niños, siempre pueden pasar, de una forma u otra hay solución. Les diré que en tres años, en contadísimas ocasiones ha sucedido, lo del paso de personas con movilidad reducida y nunca hay problemas con los que van con carritos de niños, porque en un alto tanto por ciento son padres que van a recoger a otros niños y entienden el problema y hablando se entiende la gente.

Es cierto que habría que exigir que se dejen los portales de viviendas y aparcamientos libres. Con palabras, sin sanciones, se consigue. Y el que no atienda a razones que le sancionen. En esos 10-15 minutos ¿cuántas personas entran y salen de sus viviendas?, ¿todos a la vez?.

La segunda, en que no se actúa con la misma diligencia y contundencia en todos los Colegios o zonas recreativas.

Sólo hay que pasarse con las puertas del colegio, en los horarios de entrada y recogida, para ver que este problema se sucede a diario; como en casi todos los colegios de la ciudad. Pero si quieren, por su singularidad, tomemos dos ejemplos visibles a todos. Lo que sucede en las aceras a las entradas y salidas de niños en el colegio de las Francesas y lo que sucede todos los finen de semana en las ceras del campo de fútbol de Los Pajaritos.

En el de las Francesas, creo que es de todos conocido como se aparca encima de las aceras y en doble fila, al lado del que está encima de la acera. Es de todos conocidos como se aparca en la rotonda que nos une a Sant Joan Despí y en la Avenida del Sol, se aparca sin respetar nada.

Ya sé que el Ayuntamiento dirá que en el término de Sant Joan no puede actuar; pero en el nuestro sí que debe hacerlo y en IGUALDAD DE CONDICIONES que el resto de Colegios.

En las inmediaciones de las Francesas ¿no hay circulación de personas con movilidad disminuida? Les recuerdo que hay un polígono al que acude gente a trabajar y es lugar de paso hacia Sant Joan Despí. En las aceras de las inmediaciones de Las Francesas, las aceras que se rompen, ¿no las pagamos también entre todos? ¿En las inmediaciones de las Francesas, no se impide la salida de la gasolinera y se crea peligro por falta de visibilidad al salir los coches de la gasolinera, por los coches que hay encima de la acera y en doble fila? La Policía Local no sólo no lo impide, sino que encima regula estas anomalías, incluso teniendo semáforo como hay en la puerta misma.

En el campo de fútbol de los Pajaritos, creo que todos vemos como se aparca todos los fines de semana, encima de la acera, junto a la pared que delimita el campo; cuando en sábado o domingo, las personas tenemos menos prisa y encima hay todo un polígono industrial como el del Pla, que tiene casi vacías todas sus calles. ¿Hay que aparcar encima de la cera, teniendo aparcamiento de sobras y gratuito? ¿Por qué se permite?

La tercera, que no se utiliza el mismo criterio para la solución. A los padres que van a buscar a sus hijos a las Mercedarias, en el escrito del Ayuntamiento se les ofrece la zona azul del Casal de la Gent Gran; lugar de pago y que casi siempre está lleno y es totalmente insuficiente como solución. Como alternativa para no pagar, se les ofrece ir al aparcamiento provisional del campo de fútbol. Imagino que no se habrán puesto a medir la distancia que hay, ni que hay que pasar por encima de un puente con escaleras, ni que hay padres que van con los coches de los niños a buscar a sus hermanos, ni la vuelta que hay que dar. Quiero entender que no se ha meditado, sino no tiene explicación esta “solución” o chiste, que además no resiste la menor comparación con las que seguidamente mencionamos.

A los padres que van a las Francesas, se les permite aparcar como lo hacen; teniendo el polígono industrial Armenteras/Matacas, que está prácticamente vacío, con calles amplias dentro del Polígono, donde se puede aparcar momentáneamente en doble fila sin molestar a nadie; teniendo la calle del Sol, las calles que rodean al Colegio y toda la Avenida del Sol. Todo ello gratuito. ¿Es igual la solución a la de Las Mercedarias?

A los padres que van los fines de semana al campo de los Pajaritos, se les permite aparcar encima de la acera junto a la pared que delimita el campo, cuando precisamente por ser fin de semana, está todo el polígono del Pla prácticamente vacío; evidentemente libre de pago. ¿Alguien puede decir porqué se permite aparcar encima de la acera, junto a la pared del campo, con los centenares de metros que hay para hacerlo correctamente y gratis, sin estropear aceras, ni molestar a peatones, ni a personas con capacidad reducida que pasean o a familias que la querrían utilizar como camino natural hacia el río?

Con todo esto, llegamos a una CONCLUSIÓN: delante de problemas similares hay soluciones diferentes, discriminatorias en trato y economía. Estamos hablando de una situación que se plantea durante 10-15 minutos en cada entrada y salida y la estamos convirtiendo en problema.

¿Qué se desea ? ¿Que los padres que van a recoger a sus hijos a las Mercedarias estén dando vueltas a los alrededores del colegio, creando un tráfico innecesario y creando contaminación; esperando que salgan sus hijos? ¿Queremos que mientras coincide la llegada de los padres con la salida de los niños, estos estén en las aceras jugando cerca de las calzadas con el peligro que ocasiona?

Todo ello se podría solucionar con permisibilidad y dando el Ayuntamiento órdenes a la Policía, de menos multas y más diálogo, de mas hablar y decir “no aparque ahí (delante de una puerta o parking) que molesta y le multaré”; todo ello con igual trato en toda la ciudad, ni mas ni menos. Al que aparque y se vaya, o no atienda las buenas razones, que actúe la Policía o la grúa.

Simplemente hay que tener igualdad de trato. También es cierto que tendré que rectificar si a partir del citado día 8.1.16, igual que a los padres que van a Las Mercedarias, no se permite aparcar tampoco a los padres que van a Las Francesas o al Campo de los Pajaritos.  

Comentaris

Pere Sant Feliu de Llobregat
1.
Buenas. Me parece ridículo el artículo. Intentar equiparar la ubicación de las escuelas Mercedarias y Francesas roza lo cómico tratando de poner en la misma balanza los inconvenientes que genera el aparcamiento de vehículo en uno y otro entorno es, cuando menos, hilarante. Mientras las primeras están en pleno centro del pueblo, entre edificios, las segundas están a las afueras. Esto significa varias cosas, pero la más evidente es la mayor necesidad de desplazamiento en vehículo al colegio que está más alejado que al que está en el centro del pueblo, al cual resulta un lujo innecesario acceder en coche. Las Francesas, además de estar alejado de la mayoría de viviendas de Sant Feliu, cabe señalar que es una escuela frecuentada en gran parte por alumnos de otras poblaciones cercanas, como dato necesario para algunos. Así pues, aparte de ser mentira eso de que se aparca en doble fila, el aparcamiento encima de 1 única acera en una zona que no es de paso para nada no implica mayor inconveniente para los ciudadanos, como sí ocurre en el caso de las Mercedarias, como intenta equiparar sin éxito nuestro amigo. Así pues, no seamos infantiles.
  • 0
  • 0

Comenta aquest article

Publicitat
Publicitat